10 Febrero 2020

Cuando una persona va a prestar dinero a otra para comprar una vivienda, siempre surge la pregunta de sí tributariamente, es mejor donar o prestar. Vamos a despegar vuestras dudas desde nuestro https://www.urbisfactory.es/blog.htmlblog.

DONACIÓN: El impuesto de donaciones deberá ser satisfecho por la parte donataria. Dependiendo de su lugar de residencia, podrá optar a interesantes reducciones fiscales que establece cada Comunidad Autónoma, siempre que haya vivido al menos 5 años en la misma.

Si la donación es referente a un inmueble, deberá abonar la plusvalía municipal o Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana.

PRÉSTAMO: Es de obligado cumplimiento que las condiciones del préstamo queden reflejadas por escrito, estableciendo el plazo de devolución y la cantidad económica prestada. Si el prestamista no va a cobrar intereses, no repercutirá en la declaración de la renta anual, a diferencia de los préstamos que, si conllevan intereses y, por lo tanto, ganancias.

El dinero que obtenga la persona que recibe el préstamo, tributará como rendimiento de capital mobiliario al hacer la declaración de la renta.

La amortización del préstamo puede ser mediante pago en mano, siempre que el prestamista entregue un recibo que justifique la devolución del importe prestado. Si el acuerdo de préstamo no conlleva el pago de intereses, ha de especificarse claramente en el contrato de préstamo para evitar que la Agencia Tributaria exija el pago de IRPF.  

¿Te encuentra en la situación de donar o prestar? ¡Comparte con nosotros tu opinión en nuestras redes sociales!

Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para información estadística y mejorar tu navegación. Para continuar navegando debes aceptar nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar
923 049 105