10 Abril 2019

En nuestra inmobiliaria, recibimos a muchas personas que nos preguntan por los detalles de un contrato de alquiler con opción a compra. ¿Quieres conocer en qué consiste exactamente este tipo de operación? ¡Te lo contamos!

Un contrato de alquiler con opción a compra, permite al inquilino comprar la vivienda que ha alquilado durante el tiempo que se haya establecido al comienzo del acuerdo. Últimamente es una alternativa muy demandada para personas que no están seguras de comprar al cien por cien y encuentran en el alquiler con opción a compra, una vía fácil y cómoda de acceder a una vivienda.

Ventajas para el propietario del inmueble:

- En el momento de la firma del contrato, el inquilino deberá pagar un importe pactado por ambas partes en concepto de pago inicial (de compra de la vivienda).

- Recibe una mensualidad por el alquiler del inmueble y suele ser mayor que en un alquiler normal.

- No tiene que tributar a hacienda hasta que se acredite formalmente el inmueble.

Ventajas para el inquilino:

- El pago inicial que se solicita en un alquiler con opción a compra, suele ser bastante inferior que la entrada que se abona en una compra normal.

- Todas las mensualidades abonadas en concepto de alquiler, serán descontadas del precio final de compra.

- El precio de compra de la vivienda no puede subir en el periodo de vigencia del contrato.

 

Es importante saber que, si finalmente el inquilino no se decide a comprar la vivienda, por el motivo que sea, perderá el pago inicial que realizó.

Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para información estadística y mejorar tu navegación. Para continuar navegando debes aceptar nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar
923 049 105