03 Junio 2019

España se ha convertido en el segundo país de la Unión Europea donde más separaciones matrimoniales se producen. Esto afecta sin duda al nido familiar donde han desarrollado su vida hasta ese momento de la separación, en el que es más que probable que no se haya terminado de pagar la vivienda y que la hipoteca siga estando en vigor.

Ante esta tesitura, se plantean varias alternativas. En primer lugar, se puede acordar la compra de la propiedad por parte de un cónyuge al otro de su parte de la vivienda. En muchas ocasiones también se valora el hecho de vender la vivienda a una tercera persona y repartir el dinero obtenido de tal operación.

Pese a ello, actualmente, la opción preferida por la mayoría de españoles que se ven en esta situación es la de que uno de los miembros de la pareja abandone el núcleo familiar y pueda desgravarse la hipoteca, siempre que los hijos sean menores de edad y residan en esa vivienda de manera habitual, que implica pasar ahí la mayor parte del año. Esta norma se aplica a todas aquellas viviendas que se compraron con anterioridad al día 1 de enero del año 2013.

Además, existe una norma que afecta en cierto modo a los padres divorciados de modo que si el progenitor sigue pagando la hipoteca y sus hijos viven con el antiguo cónyuge, podrá deducir sus aportaciones a la misma como si esta fuese su vivienda habitual. El hecho de que la Ley dicte que debe seguir pagando la hipoteca le reporta también ciertas ventajas y beneficios fiscales. Incluso en caso de comprar o alquilar otra vivienda como residencia habitual podrá deducir ambas hipotecas hasta el límite establecido legalmente, aunque para ello será condición sine qua non que exista una situación de nulidad matrimonial, divorcio o separación, además de otra serie de requisitos necesarios para acogerse a esas reducciones tributarias.

Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para información estadística y mejorar tu navegación. Para continuar navegando debes aceptar nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar
923 049 105