07 Julio 2019

Muchas personas piensan que comprar una vivienda es acudir al notario, firmar, pagar y poco más. Es un poco más complejo que eso. Hay una serie de documentación que debemos recopilar antes de escriturar el inmueble que vamos a adquirir.

- Nota simple del inmueble: La nota simple de una propiedad, se puede conseguir a través de nuestra inmobiliaria, en el Registro de la Propiedad u online. Este documento certifica si el inmueble tiene cargas, el nombre del propietario, número de registro y otra serie de datos que vamos a necesitar.

- Certificado energético: Desde el año 2013, por ley, todos los inmuebles deben poseer su certificado energético que demuestra cuál es el consumo energético del mismo. Sin este documento, no se podrá llevar a cabo la compra-venta.

- Célula de habitabilidad o licencia de primera ocupación: Necesario para demostrar que se han obtenido los boletines de los servicios básicos.

- Certificado expedido por la Comunidad de vecinos con respecto al pago de cuotas: En dicho certificado debe constar que el vendedor se encuentra al corriente de pago de las cuotas de la comunidad en el momento de la compra-venta.

- Último recibo del impuesto sobre Bienes Inmuebles: Necesario para poder demostrar que ha sido liquidado.

- Últimos recibos de servicios de la vivienda: Debemos pedírselos al vender para poder realizar el cambio de titular (gas, luz y agua).

 

Consiguiendo todos estos documentos, ¡aceleraremos todo el proceso de compra-venta!

Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para información estadística y mejorar tu navegación. Para continuar navegando debes aceptar nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar
923 049 105