Servicio de herencias

Tramitación

Te asesoramos en todo el proceso de tramitación hasta que la herencia está formalizada.

Asesoramiento

En todo momento estarás asesorado por abogados especialiciados en herencia de inmuebles.

Valoración

Con nuestro conocimiento sobre el mercado, valoraremos tu vivienda y su entorno para poder fijar el mejor precio para su posterior venta o alquiler.

Gestión

Gestionamos la venta con un cuidadoso plan de marketing para que la operación se lleve con éxito.

Preguntas frecuentes

1. ¿Cuánto cuesta hacer testamento?

Se puede realizar un testamento ante notario por menos de 50€. Solo se debe acudir al notario o pedirle que se desplace hasta la vivienda para que plasme por escrito la voluntad del testador.

Los precios varían entre los 40€ para los testamentos más sencillos y puede llegar hasta los 80€ si es más complicado y hay que repartir muchas propiedades, dinero, acciones, etc.

2. ¿Puedo cambiar el testamento si me arrepiento?

Se puede modificar en cualquier momento y tantas veces como se quiera, el testamento válido será el último que dejó el testador.

3. ¿Es posible hacer testamento sin pasar por el notario?

Sí, desde los 18 años las personas que no estén incapacitadas pueden redactar ellos mismos y a mano su propio testamento. Debe estar fechado, firmado y escrito a puño y letra por el testador.

4. ¿Cómo sé si el difunto ha hecho testamento?

Si los familiares no saben si el fallecido realizó testamento, hay que pedir el Certificado de Actos de Última Voluntad en las oficinas de atención al ciudadano, en las gerencias territoriales del Ministerio de Justicia. Se puede pedir por Internet o por correo.

Deben pasar al menos 15 días desde el fallecimiento. El documento revelará si hay testamento y en que notaría se encuentra, pero no el contenido del mismo. Los familiares deben presentarse en la notaría para conocer el testamento.

5. ¿Quién hereda si no hay testamento?

La ley lo establece de la siguiente forma:

En primer lugar la herencia es para los hijos, nietos y bisnietos a partes iguales, independientemente que los hijos sean biológicos o de adopción, o dentro o fuera del matrimonio.

Si no hay descendientes, pasará a los ascendientes, los padres. Si los padres no viven, pasará a los abuelos y si estos no viven, a los bisabuelos.

En tercer lugar el cónyuge, que si no existe testamento, herederá sólo si no hay descendientes ni ascendientes.

Después los hermanos a partes iguales. Si algún hermano hubiese fallecido, sus hijos (sobrinos del difunto) recibirán la parte correspondiente.

Por último, los primos. Y si no los hubiera, será el estado quien se quede con los bienes.

6. Si quiero beneficiar a alguno de mis hijos ¿Tengo derecho a hacerlo?

Sí. La herencia consta de 3 partes: la legítima, la parte de los bienes que se reserva forzosamente a los herederos. El tercio de mejora, que se puede utilizar para dejar a los descendientes (hijos, nietos y bisnietos) y el de libre disposición. Y la parte de libre disposición, que no tiene restricciones y también se puede beneficiar al mismo hijo con esta parte.

7. ¿Y desheredarlo?

Sí, pero es más complicado. No sirve que el heredero se haya portado mal con sus padres o existan diferencias personales. Se deben dar circunstancias donde el hijo haya cometido un delito que conlleve prisión contra el testador, haya atentado contra la vida del testador, la de cónyuge o sus ascendientes. Un maltrato grave o la negación de alimentos.

Si el descendiente desheredado tiene hijos, recibirán la parte de la herencia que no le corresponde.

8. ¿Qué es el usufructo?

Conservar el usufructo de una vivienda o cualquier otro bien, quiere decir que se puede disfrutar del bien sin ser su propietario.

No se puede vender o construir sobre él, pero sí que se puede obtener los beneficios y rendimientos que produzca, como un alquiler, la venta de productos de una explotación ganadera, etc.

9. ¿Puedo heredar los bienes y no las deudas?

Sí, hay dos maneras de aceptar una herencia: de forma pura y simple y a beneficio de inventario. Esta última opción permite que se paguen las deudas del difunto y que los herederos reciban lo demás. Por el contrario, cuando se acepta de forma simple, si hay deudas tendrá que saldarlas el heredero con su propio patrimonio.

10. ¿Tengo derecho a rechazar una herencia?

Sí. Los herederos que tienen libre disposición de sus bienes pueden renunciar a la herencia de forma explícita en escritura pública o ante un juez. La renuncia debe ser plena, no se puede rechazar una parte y quedarse con otra. Tampoco es posible retractarse después.

Si quien rechaza la herencia tiene acreedores, estos pueden pedir al juez que les autorice para aceptarla en nombre del heredero.

Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para información estadística y mejorar tu navegación. Para continuar navegando debes aceptar nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar
923 049 105